Hola, soy Renatta, y he venido a revolucionar el mundo.

Te hablo de una revolución interior, pues sin ella no puede haber un verdadero cambio. 

Me interesa todo lo que tenga que ver con la salud, física, emocional, mental y espiritual. Es integrando todas las partes de nosotros como podremos brillar como la estrella que somos.

Y tú, ¿sabes a qué has venido?

 

 "Ayudo a las personas que quieren  iniciar un camino de auto conocimiento y mejorar su vida, no sólo en lo terrenal, sino a nivel espiritual. Si te preguntas a menudo ¿qué estoy haciendo con mi vida? estás en el sitio correcto. Si eres terapeuta, coach, psicólogo o astrólogo y ayudas a otras personas en sus procesos, Aura-Soma te proporciona una herramienta para potenciar tu trabajo. "

 

UN ARCO IRIS SOBRE MI

  • Estudié física y telecomunicaciones en la universidad ( en qué estaría yo pensando...). Es broma, la verdad es que fue lo que me permitió después entender muchos conceptos espirituales y unir ambos mundos. Sin una cosa no hubiera llegado a la otra.
  • A los 30 tuve una grave enfermedad que me hizo replantearme qué estaba haciendo con mi vida. Una colleja divina que me puso las pilas para que retomara el rumbo. Gracias, gracias, gracias!
  • Una leve escoliosis me obligó a competir en natación de pequeña. No podía imaginarme peor manera de pasar un sábado que madrugar para correr más rápido que el de al lado. Nunca me ha gustado la competición. Yo sólo quería jugar en el agua con mis amigas y tirarme en bomba.
  • Soy curiosa y científica por naturaleza. Me gusta saber el porqué de las cosas, y el porqué del porqué... eso me llevó a las terapias naturales.
  • Mi mejor amigo me llama la Señora Potes. Yo creo que tendrían que haberme puesto Remedios!. Me flipa todo lo que lleve hierbas en cualquiera de sus variantes. He estudiado en profundidad las esencias florales, la aromaterapia, la fitoterapia, las sales de schüssler, la nutrición...Todo lo que sea hacer potingues me pone!
  • Soy fan de Michael Jackson desde los 14 años. Él me transmitió el amor por la Tierra y la ecología. Su voz fue la más dulce que me acompañó hasta que escuché la de mi hija.
  • De pequeña quería ser misionera, hasta que me di cuenta que mareándome al ver sangre y dándome miedo los bichos poco iba a ayudar. Por suerte he encontrado otra manera de ofrecer mi servicio.